Home Prevención y Promoción Los riesgo del zika y cómo prevenirlo

Esta  enfermedad transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite los virus de dengue y la fiebre chikungunya, ya afectó durante este año, al menos, a 26 personas. Las embarazadas y sus bebés conforman uno de los grupos de mayor riesgo.

 

Sus síntomas pueden presentarse de forma moderada o aguda después de un periodo de incubación de 3 a 12 días, e incluyen: fiebre, conjuntivitis no purulenta, dolor de cabeza, dolor de cuerpo y en articulaciones (principalmente manos y pies), decaimiento, sarpullido e inflamación de miembros inferiores.

 

Los síntomas duran entre 4 y 7 días. Debido a su similitud con los del dengue y de la fiebre chikungunya, puede ser confundida fácilmente con estas enfermedades. No obstante, la infección por virus zika también puede ser asintomática.

 

El virus de Zika se transmite a las personas a través de la picadura de mosquitos Aedes aegypti infectados, y está comprobado que la transmisión también se da por relaciones sexuales.Esta especie de mosquito suele picar durante el día, sobre todo al amanecer y al anochecer.  Aunque afecta principalmente a las regiones tropicales, en Argentina ya hay casos autóctonos.

 

La protección contra las picaduras de mosquitos es fundamental. Se recomienda el uso de mosquiteros, pastillas y/o espirales y repelentes. Es importante ayudar a aquellos que tienen dificultades para realizar su propia protección, como niños pequeños, adultos mayores y enfermos. Además, es necesario descacharrizar y limpiar diariamente los recipientes que contengan agua, por ejemplo, los bebederos de animales.

 

En cuanto a las embarazadas y mujeres en edad fértil, es primordial que redoblen los cuidados y medidas preventivas, ya que el virus del Zika puede afectar al embarazo provocando microcefalia o síndrome congénito en el feto.  Además, se determinaron vinculaciones con el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno autoinmunitario que daña partes de los nervios y puede provocar parálisis. En la actualidad, se continúa investigando la relación con otras complicaciones neurológicas.

La enfermedad por el virus de Zika suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar medicamentos comunes para el dolor y la fiebre. Si los síntomas empeoran deben consultar al médico. En la actualidad no hay vacunas.

 

“Esta es una problemática que afecta a todos los argentinos, en mayor o menor medida, por eso desde COSSPRA queremos llegar a los más de 7 millones de afiliados con este mensaje”, dijo Gabriel Chagra Dib, presidente del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) y del IPS de Salta.