Home Noticias Cosspra Implementación de la IVE en las Obras Sociales Provinciales

En el marco de las actividades realizadas por la Escuela de Gobierno del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), IOMA presentó ante sus pares su “Guía de implementación de la IVE”. Además, otras provincias compartieron las experiencias locales para lograr el cumplimento de la ley 27.610.

En el comienzo de la jornada, que se llevó a cabo el 7 de abril y reunió a más de 60 personas de las distintas obras sociales provinciales (OSP),  Fernando Avellaneda -interventor del IPS Tucumán y presidente del COSSPRA- formalizó a la Escuela de Gobierno del COSSPRA, espacio de formación y capacitación que venía desarrollándose de hecho. “Este ámbito es la conclusión final de años previos en el que el Consejo ha trabajado, tanto con entidades públicas como con privadas, brindando capacitación a cuadros intermedios, a empleados que están en la tarea diaria de atención al público y a los funcionarios”, dijo el dirigente.

El año pasado, desde el Consejo se resolvió llevar a cabo capacitaciones propias en relación a los requerimientos inherentes a la organización. Para coordinar el espacio fue  convocado Martin Baccaro, ex presidente del IPS Salta y del COSSPRA, médico con amplia experiencia en la seguridad social.

“Presentar la Escuela de Gobierno del Consejo hoy, en el día mundial de la Salud, no es un dato menor. Desde el COSSPRA estamos convencidos de que debemos construir un mundo más justo y saludable, como plantea la Organización Mundial de la Salud (OMS), y para eso queremos trabajar sobre la gobernanza de las obras sociales nucleadas en el Consejo”, declaró Avellaneda. Y concluyó señalando que “este año tendrá que discutirse la necesidad de una reforma del sistema de salud y nuestra mirada, la de las 24 obras sociales provinciales, es esencial en el debate”.

Guía de implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) 

Comenzado el conversatorio sobre la implementación de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), Leonardo Verna, vicepresidente del IOMA, enmarcó su presentación comentando el panorama general de la provincia y del país: “El mismo día que se sancionó la ley, la provincia de Buenos Aires tenía un protocolo de actuación para aplicar, tanto en el sector público como en el privado. Trabajar directo con el ministerio de Salud provincial es una ventaja. Sabemos de las resistencias hacia el interior de las obras sociales provinciales, o entre las OSP y el ministerio de salud provincial e, incluso, con el propio gobierno”. Y remarcó que en el IOMA “el tema no está cerrado y nos parece oportuno el encuentro para poner en común y obtener ideas con el debate”.

Por su parte, Federico Paruelo, Director de Regionalización del IOMA, contó la experiencia del Instituto para garantizar el acceso y cumplir con la Ley: “Somos de las pocas provincias que tienen una guía, una hoja de ruta que permite no solo conocer los derechos y obligaciones de equipos y profesionales, sino también cuáles son los derechos y obligaciones de las instituciones. La guía vino a dar herramientas concretas sobre los derechos y obligaciones que, no está de más recordar, son iguales para todos los subsectores”, comentó Paruelo.

El Director manifestó que está más desarrollado todo lo referente a la IVE, hasta la semana 14 de gestación, porque los métodos disponibles se pueden implementar de manera ambulatoria. Sin embargo, para los estadíos más tardíos “es más difícil conseguir los efectores, es en lo que más se está trabajando para garantizar el cumplimiento de la ley”.

Los datos presentados por el IOMA indican que casi el 90% de los casos se dan durante el primer trimestre, por lo que existe una ventana de oportunidad para trabajar en este período y no llegar a una internación.

En el IOMA, “para eliminar pasos burocráticos se realizó una resolución que indica que con solo la receta del médico se va a la farmacia y se obtiene una cobertura del 100%”, compartió Paruelo, y amplió: “Nos falta seguir creciendo en equipo, terminar de desarrollar la red de segundo nivel que permita garantizar las interrupciones legales después de las 14 semanas y, por suerte, tenemos aceitado el vínculo con los prestadores públicos provinciales”.

Con respecto a la objeción de conciencia, el director del IOMA dijo que: “Seguimos los casos muy de cerca para no dejar a les afiliades sin cobertura. La objeción de conciencia puede interpretarse como derecho o privilegio, solo puede ser circunscripto a los profesionales que están directamente relacionados con una posible IVE, pero los efectores de salud deben garantizar la resolución y/o derivación oportuna”.

María Luján Enrique, auditora médica, presentó de manera detallada el trabajo del IOMA: “Es importante contar con un programa que permita: tener acceso al registro para poder acompañar y, por supuesto, contar con un equipo de atención para acompañamiento de la afiliada; brindar asesoramiento e información; georeferenciar las instituciones para conformar una red provincial; generar un registro para cruzar datos del sector público y privado”.

Enrique amplió esta idea: “Estamos aprendiendo a caminar en este tema, por eso la recolección de datos es necesaria para garantizar una buena cobertura”. A su vez, expresó que son “fundamentales los programas de prevención y promoción de la salud, tenemos un desafío importante en la anticoncepción pos IVE. Esto recién comienza”.

Intercambio y debate 

Luego de la exposición del IOMA, se abrió al intercambio y debate. Distintas OSP comentaron la situación en cada provincia, compartieron sus enfoques sobre cómo garantizar la cobertura, cumplir la ley y armar los módulos prestacionales.

Así, Soledad Méndez, de DOSEP, destacó que “una de las cosas que nos suceden es que la mayoría se declararon objetores de conciencia. Es muy interesante poder incluir médicos generalistas para expandir el panorama”.

Guadalupe Montero, del ISSN, comentó que “antes de la ley la gestión para la cobertura farmacológica se hacía a través del Ministerio de Salud, por una cuestión geográfica y de confidencialidad. Hoy se da a través de la OSP y se mantiene el enlace con el Ministerio, sobre todo para las localidades más pequeñas”.

Paula Brignone, de APROSS, puso el acento en que “estamos trabajando para poder aplicar la ley desde la mirada del auditor, para garantizar la calidad de la prestación. Pusimos el foco en las instituciones, en lugar de hacerlo de manera particular; sea por consultorio externo o con internación”.

Marilina Nardi, de IAPOS, por su parte, subrayó que están trabajando con «una institución particular para este tema, para garantizar la cobertura. Nos parece importante no ocupar el espacio en el sector público para dar lugar a aquellas personas que no tienen cobertura de alguna obra social. Además, estamos trabajando en el paso de los módulos de ILE a IVE/ILE y en conjunto con el LIF para preservar la confidencialidad de la afiliada, para poder otorgar el misoprostol”.

Por último, Fernando Avellaneda expuso la situación en Tucumán: “Estamos trabajando para garantizar el cumplimiento de este derecho. El acceso al misoprostol a veces es complejo, por situaciones que suelen darse con las farmacias, por ejemplo. Resolver esto con el sector público también tiene su complejidad”. Y comentó que “hoy la realidad nos exige la confidencialidad, pero las generaciones más jóvenes nos van a obligar a dar respuesta. Además, es necesario que podamos garantizar el acceso a las personas de sectores más vulnerables.”

El cierre de la jornada estuvo a cargo de Martín Baccaro quien agradeció a todos los participantes y destacó el espacio de intercambio entre las provincias. Concluyó: “Es importante pensar en qué información circula para los subsectores y para las afiliadas; ver cómo comunicamos nuestras decisiones”.

Del encuentro participaron las OSP de Buenos Aires, Córdoba, Chubut, La Pampa, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán y Tierra del Fuego.