Home Prevención y Promoción Día Mundial de la Salud

“Tenemos que trabajar sobre la depresión porque es una de las principales causas de los problemas de salud”

Así lo afirmó Gabriel Chagra Dib, presidente del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), considerando que este año la depresión es un eje de trabajo a nivel mundial, ya que afecta a más de 300 millones de personas. Esto representa un incremento de más del 18% entre 2005 y 2015.

La depresión es un desorden mental común que afecta a personas de todas las edades y condiciones. La pobreza, el desempleo, situaciones de estrés, la muerte de una persona querida, enfermedades físicas y problemas vinculados al consumo de alcohol y/o drogas aumentan las posibilidades de generar esta enfermedad.

“Desde COSSPRA venimos trabajando en la prevención como pilar fundamental para el cuidado de la salud. Para ello, es necesario que los profesionales se capaciten continuamente, que los servicios sean de calidad y que nuestros más de 7 millones de afiliados cuenten con la información y el apoyo necesarios”, afirmó el presidente del Consejo. “Existen tratamientos eficaces para la depresión”, dijo, “por ello es vital realizar un buen diagnóstico”.

La depresión no tratada puede afectar el desempeño laboral, la vida familiar y la inserción social. El acceso al tratamiento adecuado contribuirá a garantizar una vida saludable y productiva.
“Debemos trabajar sobre esta patología porque los prejuicios y la falta de información profundizan la enfermedad. Las personas suelen tener dudas al hablar de cómo se sienten, por temor a ser estigmatizadas. Por eso es importante dialogar con nuestros amigos y familiares, y consultar con profesionales de la salud”, dijo Chagra Dib.

Por otra parte, la depresión está vinculada directamente con otras enfermedades médicas. Estudios del CONICET demuestran que en enfermos oncológicos la prevalencia es del 40%, y disminuye en otro tipo de patologías como las hematológicas y pulmonares, a un 20% aproximado.

Aunque se desconocen los porqué de esta asociación -entre depresión y enfermedades médicas-, se ha comprobado que esta relación aumenta el tiempo de hospitalización, conlleva una menor adherencia a los tratamientos, amplifica la percepción de los síntomas físicos, y provoca un incremento en el uso de los sistemas de salud.

Las estadísticas mundiales han evidenciado que a la par del aumento de esta enfermedad, existe una baja en las edades afligidas. Cada vez más jóvenes se ven afectados por la depresión.

¿Qué es la depresión?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente, acompañada por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas.

Las personas con depresión suelen presentar varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio.